La lucha contra el dopaje abarca en la actualidad una amplia variedad de aspectos que se escapan del conocimiento de muchos entrenadores deportivos. Sin embargo, los técnicos deben estar capacitados para afrontar el reto que constituye prevenir el dopaje entre sus atletas. 

El hecho de que los entrenadores conozcan los tipos de riesgos a los que se enfrentan sus deportistas, así como el conocimiento de las normas  y procedimientos antidopaje que se aplican en todo momento, tiene una repercusión directa en la disminución del riesgo de dopaje.

 

El entrenador es la primera barrera frente al dopaje

No es necesario que el entrenador se convierta en un experto en normativa legal sobre el dopaje, pero sí es imprescindible que sea capaz de transmitir de una manera clara un mensaje de rechazo hacia estas prácticas. Debe reafirmar ese mensaje con sus acciones y orientar a un deportista ante cualquier situación respecto a esta lacra, ejerciendo así su rol de educador y formador de deportistas.

El entrenador es el principal responsable de la educación en prevención del dopaje de los deportistas que entrena, especialmente de los más jóvenes, por ello debe conocer cómo conducirles a una práctica deportiva y una competición responsable, autónoma y ética.

El entrenador ayuda a los deportistas a conseguir el más alto nivel de su rendimiento, para lo cual se hace responsable de su preparación física, técnica, táctica y psicológica. Trabaja con niños, adolescentes, jóvenes y deportistas experimentados, siendo responsable del desarrollo de su talento para conseguir los mejores resultados deportivos, tanto a nivel nacional como internacional.

Debes Saber

Lo primero que debes saber como entrenador es que el deportista es el responsable de cualquier sustancia prohibida que se detecte en su organismo.

Para ello, ponemos a tu disposición los elementos necesarios para que puedas reconocer situaciones de riesgo y los momentos de intervención que te ayuden a evitar decisiones erróneas de los deportistas que entrenas. En esta sección específica para entrenadores te informamos de todos estos aspectos.

Dopaje Intencionado o No Intencionado

El dopaje intencionado proviene de una decisión consciente y acordada. En ocasiones, se trata de un proceso meditado y, en otras, es consecuencia de una serie de factores que confluyen en un momento determinado en la carrera de un deportista.

Por su parte, el dopaje no intencionado puede ser: inadvertido o accidental.

Se considera dopaje inadvertido cuando el deportista consume un medicamento sin ser consciente de que contiene sustancias prohibidas en su composición. También cuando no realiza los trámites necesarios para la concesión de una Autorización de Uso Terapéutico (AUT).

En el dopaje accidental, el deportista consume una sustancia prohibida de forma casual. Son los casos de dopaje por consumo de complementos alimenticios adulterados o contaminados que contienen sustancias prohibidas en el deporte sin declarar en su composición.

Declaración Antidopaje Entrenador - Deportista

Para todos aquellos que intervienen en la actividad deportiva, el primer paso en la lucha contra el dopaje es asumir un compromiso moral de forma expresa e inequívoca, divulgando un mensaje rotundo de rechazo hacia el dopaje y cualquier otra práctica que ponga en peligro el espíritu deportivo.

El entrenador debe reafirmar ese mensaje con sus acciones, ejerciendo así su rol de educador y formador de deportistas.

Esta ‘Declaración Antidopaje’ representa el firme compromiso del deportista y su entrenador a participar en la actividad deportiva sin recurrir a sustancias o métodos prohibidos, a conocer la normativa específica en materia de lucha contra el dopaje, a colaborar con la AEPSAD en la promoción de un deporte limpio, y a proteger el derecho de los deportistas a una competición justa y en igualdad de condiciones.

Factores de Riesgo

El entrenador debe saber observar el rendimiento de sus deportistas, comunicarse de forma efectiva con ellos y crear un ambiente cercano y de confianza. Esto es necesario para que los deportistas se sientan cómodos, respiren un clima saludable en el que se promuevan los valores del deporte.

Una de primeras herramientas que posee del entrenador para prevenir el dopaje es la detección de los posibles factores de riesgo: cualquier rasgo o característica de un atleta que aumente la posibilidad de caer en la lacra del dopaje.

Son señales de alerta que el técnico debe tener presentes en su día a día.

Entrenadores – Factores de Riesgo

Existen rasgos en la personalidad de un deportista que pueden incrementar los riesgos de incurrir en conductas de dopaje. Estas características no garantizan que un deportista llegue al consumo de sustancias o prácticas prohibidas, pero su identificación puede ayudar a prevenir el dopaje.

Obseción por Ganar

Una señal de alarma para el entrenador puede ser la tendencia demasiado perfeccionista de un deportista. Hay atletas para los que el resultado está por encima del proceso. Es necesario identificar esa inquietud por el éxito y tenerla presente.

El foco de atención debe estar orientado a las habilidades que dependen del deportista: la perseverancia, el esfuerzo constante, el margen de mejorar personal, estar a la altura de las exigencias de la tarea.

Alta Orientación al Ego

Ciertos deportistas analizan su rendimiento en función del de los demás. El hecho de compararse a menudo, de querer ser siempre mejor que el resto y supeditar sus logros a los de otros deportistas son también actitudes que el entrenador debe detectar como peligrosas.

La motivaciones del deportista deben estar siempre orientadas a sus necesidades y habilidades intrínsecas.

Bajo Tolerancia la Frustración

Se detecta este rasgo en deportistas que tienen un mal perder o a los que la derrota les hostiga demasiado. Son atletas que tienen pánico al fracaso y grandes dificultades para afrontar malos momentos. Es necesario educar a los deportistas en la derrota, para que aprendan de los errores y al llegar al éxito valoren el camino recorrido y lo identifiquen como la senda que deben seguir.

Búsqueda de Nuevas Sensaciones

Identificamos esta característica en los deportistas que muestran una postura activa en buscar nuevas experiencias, sensaciones variadas, complejas e intensas y están dispuestos a asumir riesgos físicos, sociales, legales y/o financieros a fin de realizarlas. Una de las funciones del entrenador es conocer al deportista y sus límites para, de esta forma, poder detectar cambios en su conducta que puedan derivar en comportamientos antideportivos.

Baja Autoestima

La consideración o la valoración negativa que el deportista puede tener de sí mismo es un punto importante que el entrenador debe tener en cuenta. Es un factor de riesgo notable.

Las presiones que sufren los deportistas pueden agravar aún más su estado de ánimo. Cuando un deportista muestra una autoestima baja, es posible que estas coacciones acaben influenciándole de forma negativa. Normalmente, los deportistas con una baja autoestima tienen facilidad por adoptar conductas autodestructivas. El entrenador debe ser consciente de que los atletas con los que trabaja son personas antes que deportistas, por lo que es necesario que los conozca desde la esencia.

Actitudes o Creencias Contrarias al Espíritu Deportivo

Hay conductas y/o pensamientos opuestos a una competición limpia y en igualdad de condiciones que pueden ser considerados como importantes factores de riesgo.

Faltas de respeto a uno mismo, al rival, a los compañeros o entrenadores y personal de apoyo
Desobediencias
Predisposición al riesgo
Propensión a hacer trampa
Quebrantar las reglas
Deseo de usar métodos o sustancias prohibidas si fueran legales o si garantizaran el éxito
Creencia de la eficacia del sistema antidopaje
Creer que todos los deportistas recurren al dopaje
No creer en los efectos perjudiciales del dopaje
Admiración por deportistas que dieron positivo

A lo largo de la carrera deportiva pueden aparecer situaciones en las que los deportistas se pueden mostrar más vulnerables. Detectar esta flaqueza será el primer paso para prevenir caer en la trampa del dopaje.

Altas Expectativas Puestas en el Rendimiento

En el momento que las metas de la temporada, los objetivos de los entrenamientos y los retos personales de los deportistas se orientan hacia aspectos más allá del rendimiento aparece una presión añadida que puede perjudicar al deportista.

Las altas expectativas depositadas por patrocinadores, familia, organizaciones deportivas son también aspectos a los que los entrenadores deben prestar atención con el fin de evitar influencias externas que puedan derivar en conductas autodestructivas.

Tiempo de Recuperación Insufucientes tras Entrenamientos

La planificación de la temporada es una actividad principal que deben realizar entrenador y deportista. Es importante establecer pautas para los entrenamientos, dosificar las cargas de los mismos, programar las competiciones, además de planear los momentos de descanso y recuperación.

Para que un deportista pueda alcanzar un rendimiento óptimo es imprescindible planificar el entrenamiento más allá de la pista y/o de la competición. El cuerpo humano necesita recuperarse después de grandes esfuerzos y la mente necesita desconexión para poder activarse de nuevo y funcionar a la máxima capacidad.

Una temporada no planificada correctamente, sin tener en cuenta las variables de recuperación y descanso, con sobrecargas de entrenamiento y tiempo de recuperación insuficiente, puede convertir al deportista más vulnerable y acercarle al dopaje.

Recuperación de Lesiones

Otro de los momentos de inflexión que puede cruzarse en la carrera viene dado por la lesión. La lesión es uno de los aspectos más temidos por los deportistas ya que impide un rendimiento óptimo. Además, en estas situaciones el deportista debe parar su actividad deportiva y dedicar tiempo a la rehabilitación. Dependiendo del momento de la temporada en la que coincida esta lesión puede incluso prohibir el acceso a la competición.

En esta situación de inseguridad y miedos es importante un apoyo y un seguimiento constante por parte del entrenador y personal de apoyo para aceptar la lesión, trabajar en la rehabilitación y conseguir una pronta recuperación evitando conductas antideportivas.

También es importante que el seguimiento por parte del entrenador y del personal de apoyo no termine justo cuando el deportista esté rehabilitado, sino que tenga una constancia durante la vuelta a la actividad deportiva.

Inconvenientes o Mesetas en el Rendimiento

Otro de los momentos que pueden afectar a la vulnerabilidad del deportista está directamente relacionado con el rendimiento.

Cuando un deportista rinde a su máximo nivel, obtiene resultados, alcanza retos personales y mejora entrenamiento tras entrenamiento, el entrenador no debe olvidar que durante la carrera deportiva también existirán momentos de declive y de frustración, por lo que deberá gestionar los éxitos remarcando el esfuerzo y los valores que le han llevado a alcanzar esas metas.

Cuando la situación es opuesta, los deportistas que tienen dificultades para rendir en su disciplina deportiva, es importante valorar con la ayuda del entrenador posibles alternativas que aumenten la motivación para evitar conductas de dopaje.
Cambios personales/profesionales

Los cambios significativos que pueden aparecer en la vida personal y profesional del deportista pueden ser también posibles momentos de tentación.

Falta de recursos que impidan el acceso a profesionales de entrenamiento competentes, acceso a nuevas tecnologías o nuevos métodos.
Cambios físicos. Deportes en los que las fortalezas puras (peso, resistencia, velocidad) tengan el papel principal y debido a la edad se puedan ver debilitadas.
Grandes eventos. Eventos que determinan el futuro de la carrera deportiva (selección, equipos, búsqueda de talentos, cimas de la temporada)
Degradación de las relaciones personales con la familia y amigos.
Inestabilidad emocional causada por etapas de transición en la vida, como en la pubertad, abandono de la escuela, graduación o niveles de educación más altos, cambios de residencia, muerte de seres queridos.

Conocer al deportista desde su esencia, fuera y dentro del entorno deportivo, saber con quién se relaciona, qué papel tiene su familia, cuáles son sus amistades y aficiones son herramientas que benefician al entrenador en la detección de posibles conductas de riesgo. Es importante que exista un equilibrio entre entorno deportivo, familiar y el círculo de amistades y que la formación, educación y metodología de trabajo compartan la misma dirección. Conseguir esta estructura con una base y orígenes sólidos permitirá una estabilidad en la vida del deportista dentro y fuera del terreno de juego, además de ser una barrera frente al dopaje. La familia es uno de los pilares fundamentales para un deportista. Los familiares deben sumar, aportar y crear un núcleo de estabilidad y tranquilidad en el que el deportista se sienta respaldado, apoyado y seguro. Dentro de este contexto es importante que existan límites, que se anime ante una derrota y se disfrute el triunfo de una manera moderada, remarcando los valores que le han llevado a conseguirlo para, de esta forma, seguir enfocados por el mismo camino. También es principal que se tenga presente que el motor del deporte esté en la satisfacción, en el disfrute y en la superación personal. Cuando en el entorno familiar existen carencias, el entrenador debe ser capaz de detectarlas para evitar que acaben provocando conductas de dopaje. Éstas se pueden detectar teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

Nivel de Exigencia

El deporte de élite es exigente: entrenamientos, competiciones, presión, esfuerzo, constancia, sacrificio. Los deportistas necesitan un soporte familiar estable que les arrope.

Si a esta exigencia intrínseca del deporte le sumamos una presión añadida por parte del entorno familiar, no existirá el equilibrio ideal en el bienestar deportivo y personal del deportista. Esta puede ser una señal de alerta que el entrenador debe tener en cuenta. 

En edades tempranas es importante que la motivación y las ganas de seguir practicando deporte vayan de la mano con la diversión, con disfrutar con el resto de compañeros. Un niño, cuando practica deporte no tiene que rendir, necesita disfrutar con sus compañeros. Este es el mensaje claro que debe difundir el entrenador a sus deportistas y a su entorno. A medida que el niño va creciendo, el técnico debe fomentar el aprender a competir para divertirse. De este modo, se contribuye la creación de unos fundamentos fuertes y constantes.

El deporte debe ser una actividad que enriquezca y mejore la vida humana. Debe llevar alegría a quienes compiten y a quienes observan o participan de otra manera. El uso de sustancias o métodos prohibidos puede destruir esa naturaleza.

Resultados

El entrenador, junto al personal de apoyo y el deportista, son los responsables de planificar y pautar los objetivos de la temporada. Las metas deberán estar orientadas al proceso, al rendimiento y a las habilidades que el deportista pueda controlar.

Esta debe ser la misma orientación que exista en el contexto familiar: el deportista necesita un refuerzo positivo a sus esfuerzos y logros personales por parte de su entorno más cercano.

Si el entrenador detecta que la disposición familiar es contraria a esta orientación, deberá hacer hincapié en comunicarles la metodología de trabajo establecida.

El entrenador debe transmitir al deportista y al entorno familiar que el resultado es la consecuencia de hacer bien aquello que depende del propio al deportista.

Expectativas Familiares

El entorno del deportista no debe ser nunca un elemento de presión. Cuando en la familia existen unas expectativas que no van ligadas con las del deportista, esto puede convertirse en un riesgo importante que hay que tener en cuenta.

Los deportistas que se inician en la práctica deportiva deben hacerlo desde la ilusión y con alegría. Desde el entorno familiar es importante que se anime es esta misma dirección: después de un entrenamiento o competición preguntando al deportista si se ha divertido, cómo se lo ha pasado.

Si el técnico detecta que existen influencias peligrosas por parte del entorno familiar, tanto en el deporte base como en el de alto rendimiento, necesitará valorarlo con el fin de evitar que esta presión añadida acabe desencadenando comportamientos antideportivos.

Desde el entorno más cercano, el deportista necesita que se le refuerce positivamente, apreciando lo que se hace bien y las buenas actuaciones del día a día.

Comparaciones

Para conseguir que la motivación y el desarrollo del deportista estén focalizados en la satisfacción y superación personal, las comparaciones con el rival o el resto de compañeros se deben evitar en todos los contextos,pero en especial en el familiar.

Mantener a un deportista en constante examen y análisis haciendo balance de las diferencias que existen entre rivales, compañeros u otros puede afectar directamente a su autoestima, además de crear un ambiente de desconfianza dentro del entorno más cercano.

Esta debilidad que aparece cuando las comparaciones están presentes puede desembocar en conductas de riesgo.

El deportista pasa una gran parte de su tiempo junto a sus compañeros de entrenamiento y técnicos. Esto convierte el entono deportivo en un factor determinante y muy influyente para el deportista. Para que esta influencia sea positiva, beneficie al deportista y le permita sentirse cómodo, seguro y estable, es necesario que el entrenador tenga presente los posibles riesgos que puedan desequilibrar y dañar el entorno deportivo.

Rol del Entrenador

El papel del entrenador es vital para proteger la limpieza de la competición. Es parte integral de la formación dentro del ámbito del deporte. Debe promover la transmisión de valores, de actitudes y creencias que rechacen el dopaje.

El entrenador se convierte en la persona de referencia y de confianza del deportista. Comparten muchos momentos (entrenamientos, competiciones, logros, derrotas, éxitos, errores, viajes…) y es por ello que el técnico debe tomar consciencia de lo que representa: un ejemplo a seguir y un modelo de conducta para los deportistas. Además, debe promover y transmitir su función educativa y formativa en su labor.

La educación que se adquiere a través de la actividad deportiva es extrapolable a otros ámbitos de la vida, va mucho más allá de los terrenos de juego o campos de entrenamiento. Es por este motivo que la educación es una herramienta vital en la formación de los deportistas, desde el deporte base hasta la alta competición. Es un aprendizaje y una variable constante en el crecimiento personal, por lo que es necesario un refuerzo persistente a lo largo de la vida deportiva.

Habilidades del Entrenador

El entrenador debe intentar potenciar las siguientes habilidades con el objetivo de favorecer un entorno de confort entre sus deportistas.

Comunicación: es importante desarrollar habilidades de comunicación para entender y hacer entender al deportista. El atleta debe sentirse respaldado y escuchado, así se fraguará una relación de empatía y cercanía entre entrenador y deportista, además de crear un ambiente de bienestar en este contexto.

Observación: esta capacidad permitirá al técnico detectar posibles cambios en conductas, actitudes, comportamientos o decisiones habituales de los deportistas. Es importante detectarlos para poder prevenir y/o actuar en consecuencia.

Situaciones de Riesgo

En el contexto deportivo detectamos posibles señales de alerta que se deben tener en cuenta. Identificarlas y trabajar en ellas es prevenir una futura conducta antideportiva.

Especialización temprana

Durante la carrera deportiva transcurren muchas etapas que varían en función de la persona y del deporte. El entrenador debe ser especialmente cuidadoso en esos momentos en los que el deportista se encuentra estancado, que siente que no avanza, ni en su desarrollo personal ni en su trayectoria deportiva. Son situaciones que pueden dar pie a debilidad y desencadenar conductas no saludables. En estas situaciones es importante valorar alternativas y buscar otras opciones que permitan orientar y activar de nuevo la motivación del deportista.

Ambiente deportivo cerrado

El clima de todo el entorno deportivo es decisivo para el deportista. Un grupo de entrenamiento cerrado, de difícil acceso, con premisas internas, puede ser considerado como un síntoma de alerta.

Generar entornos abiertos y serios, donde se promuevan los valores del deporte y se luche por un deporte sin dopaje, mejora el clima deportivo y eso se refleja en el bienestar del deportista.

Baja consideración de la salud

El entorno deportivo debe velar por la salud de los deportistas. El entrenador debe actuar si detecta que alguno de sus deportistas presenta una baja consideración por la salud. Su actitud es determinante para evitar conductas de dopaje.

Uso de complementos alimenticios

Un gran porcentaje de resultados positivos en controles de dopaje son debidos a la presencia o contaminación de complementos alimenticios con sustancias incluidas en la Lista de Sustancias Prohibidas en el Deporte.

El consumo de algunos complementos alimenticios de origen y composición confusos pueden conllevar positivos involuntarios y graves problemas para la salud del deportista.

Muchos de los productos obtenidos a través de Internet o de canales no legales no cumplen la normativa aplicable. El consumo de estos productos son los más peligrosos.

Es importante que el entrenador conozca estos riesgos, aconseje al deportista y lleve un control de los complementos alimenticios que toma.

Otro de los entornos que el entrenador debe tener en cuenta es el social, es decir, las amistades y círculos en los que se mueve el deportista tanto dentro como fuera del ámbito deportivo. Conocer y detectar anomalías en las actitudes, hábitos, normas sociales, costumbres y formas de ocio de las amistades del deportista permitirá identificar ciertos comportamientos antideportivos. Es positivo que el deportista tenga amistades fuera del entorno deportivo. Funcionan como vía de escape, favorecerán la desconexión y permitirán evitar obsesiones con el deporte, aspectos imprescindibles para sumar en el rendimiento deportivo. Dentro del contexto deportivo, un deportista comparte muchos momentos con sus compañeros de entrenamiento por lo que se acaba generando un vínculo entre ellos que, en ocasiones, puede desencadenar en amistad. No obstante, uno de los prioridades del entrenador es crear un ambiente donde el trabajo en equipo y la cooperación tengan un papel principal, ya que la rivalidad entre deportistas puede crear tensiones.

Complementos Alimenticios

Un gran porcentaje de resultados positivos en controles de dopaje son debidos a la presencia o contaminación de complementos alimenticios con sustancias incluidas en la Lista  de Sustancias Prohibidas en el Deporte.

Riesgos de los complementos alimenticios

El consumo de un complemento alimenticio contaminado no solo puede traer consigo un positivo en un control de dopaje, sino – y lo que es más importante- puede puede dañar la salud del deportista de manera grave.

Se antoja imprescindible que los deportistas reduzcan los riesgos al mínimo. Por ello, si el atleta decide adquirir un complemento alimenticio, la elección no debe ser tomada a la ligera. Debe buscar asesoramiento profesional, y sobre todo, ser especialmente cuidadoso con los productos que se venden por Internet.

Muchos de los productos obtenidos a través de Internet o de canales no legales no cumplen la normativa aplicable. El consumo de estos productos son los más peligrosos.En la red se han detectado productos adulterados que no declaran todas las sustancias que lo componen, productos contaminados con sustancias prohibidas y otros directamente ilegales.

 

Programa de Certificación de Ausencia de Sustancias Prohibidas

Informed-Sport es un programa de prueba y certificación de complementos alimenticios desarrollado por la empresa británica LGC, que avalado y desarrollado junto con Organizaciones Nacionales Antidopaje como UKAD del Reino Unido o NADA de Alemania, permite al deportista acceder a una compra segura de complementos.

Informed-Sport evalúa el proceso de producción y certifica la ausencia de contaminaciones por sustancias prohibidas en el deporte por lotes de fabricación, garantizando un seguimiento del producto y la seguridad de que el complemento consumido por el deportista forma parte de un lote analizado y certificado como “libre de sustancias dopantes”.

En la página de Informed-Sport, el deportista tiene a su disposición una relación de fabricantes, productos y lotes de los mismos con confirmación de ausencia de sustancias prohibidas en el deporte que le permitirá hacer la elección correcta.

¿Cómo certificar los complementos alimenticios fabricados en otros países?
¿Cómo Certificar los Complementos Alimenticios Fabricados en Otros Países?

El deportista tiene a su disposición distintas alternativas de consulta, tanto a nivel nacional como internacional, que pueden certificar  el grado de fiabilidad de los complementos alimenticios ofrecidos en el mercado.

¿Cómo pueden hacerlo?

1. En el apartado de Alertas de la web de la AEPSAD aparecen los complementos alimenticios que han sido retirados del mercado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios tras haber sido detectadas en su composición sustancias prohibidas en el deporte.

2. Supplement411 es un programa de USADA (Agencia Antidopaje de Estados Unidos) que aporta información sobre los riesgos de algunos productos calificados como complementos alimenticios. Aquí puedes encontrar una lista de complementos alimenticios con un riesgo alto de contener sustancias prohibidas en el deporte.

3. Informed-Choice es el programa equivalente de Informed-Sport con complementos alimenticios comercializados internacionalmente.  Por lo tanto se trata de productos NO CONTAMINADOS con sustancias prohibidas. Es importante consultar también estos productos porque una gran cantidad de ellos son comercializados en España.

4. Cologne List La Universidad del Deporte de Colonia (Alemania) publica una lista actualizada de complementos alimenticios que han sido analizados y NO ESTÁN CONTAMINADOS con sustancias prohibidas en el deporte.

5. NZVT Database. La Agencia Antidopaje de Holanda publica una lista con complementos alimenticios testados científicamente y NO CONTAMINADOS con sustancias prohibidas.

6. La Agencia Antidopaje de Nueva Zelanda ofrece en su página web la posibilidad de consultar si un complemento alimenticio o producto de herbalario contiene sustancias prohibidas en el deporte mediante la aplicación Drug Free Sport NZ.

7. El Centro Canadiense para la Ética en el Deporte aconsejan minimizar los riesgos de un dopaje no intencional mediante el programa de certificación de complementos alimenticios  NSF Certified for Sport.

Consulta tus Medicamentos

En este apartado puedes encontrar algunas herramientas que la ONAD´s ofrecen para proteger la salud y prevenir resultados adversos en un control de dopaje, por desconocimiento o falta de información. Un gran porcentaje de los resultados positivos de los controles de dopaje se deben al desconocimiento así que no permitas que un despiste arruine todo tu esfuerzo.

Entrenadores – Consulta tus Medicamentos

Aplicación No DopApp

Aplicación NoDopApp¿Qué es No DopApp?

NoDopApp es una aplicación desarrollada por la AEPSAD que permite al usuario consultar de manera fácil y accesible si un medicamento autorizado en España contiene alguna sustancia incluida en la “Lista de Sustancias y Métodos prohibidos en el Deporte” . La aplicación ofrece dos formas de consulta. Por un lado, introduciendo el nombre del medicamento o el principio activo (botón ABC) y por otro añadiendo la referencia del medicamento (botón 123) que se encuentra en la parte superior derecha de los envases.Una vez introducido el criterio se pulsa el botón de búsqueda (botón lupa) y se selecciona el medicamento o principio activo que se desea consultar. La aplicación informará sobre la prohibición o no de los componentes del medicamento o del principio activo consultado. En el caso de que la sustancia no esté prohibida siempre, sino en determinadas condiciones (vía de administración, dosis aplicada, deporte, control durante la competición), aparecerá como restringida indicando el tipo de restricción. La aplicación no informa sobre complementos alimenticios, probióticos, productos homeopáticos y productos de herbolario. Los datos de esta aplicación son los existentes en el registro de medicamentos autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y la información sobre sustancias dopantes está basada en la Lista de Sustancias y Métodos Prohibidos en el Deporte en vigor.

Descárgate NoDopAPP

La aplicación es gratuita y está disponible tanto para ordenadores con entorno de Windows y MAC como para dispositivos móviles con el sistema operativo móvil  Android, iOS o Windows Phone.

¿Puedo consultar medicamentos en otros países?

La aplicación No DopAPP solo permite al usuario consultar los medicamentos autorizados en España. Por ello, es recomendable descargar las aplicaciones similares a No DopApp desarrolladas por otras agencias antidopaje nacionales. De esta forma se pueden prevenir resultados positivos accidentales producidos por el consumo de medicamentos que no se comercializan en España. ‘Global Dro’ aglutina todas las herramientas de diferentes ONAD´s que pueden ayudar al deportista a distinguir si un medicamento está prohibido. La Autoridade Brasileira de Control da Dopagem (ABCD) ofrece en su web un buscador para consultar los medicamentos  prohibidos en Brasil. Es especialmente útil para los deportistas que entrenan y/o compiten en aquel país.
La primera Lista de Prohibiciones (en adelante, la Lista) fue publicada inicialmente en 1963 bajo el liderazgo del Comité Olímpico Internacional (COI). Desde el año 2004, y según el mandato del Código Mundial Antidopaje (CMA), la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) es responsable de la preparación y la publicación de la Lista. La Lista es un pilar fundamental de la lucha contra el dopaje, permitiendo la armonización del control del dopaje entre las distintas autoridades antidopaje, nacionales e internacionales, tales como COI, federaciones deportivas internacionales, organizadores de eventos deportivos y autoridades antidopaje nacionales. Por tanto, La Lista se constituye en un estándar internacional que identifica sustancias y métodos prohibidos en el deporte, distinguiendo entre: sustancias y métodos prohibidos en todo momento (en competición y fuera de competición); sustancias y métodos prohibidos sólo en competición; y sustancias y métodos prohibidos sólo en determinados deportes.

Criterios para la Inclusión de Sustancias y Métodos Prohibidos en la Lista

Una sustancia o método será susceptible de inclusión en La Lista si la AMA (Agencia Mundial Antidopaje) conforme a su exclusivo criterio, determina que la sustancia o método cumple dos de los tres criterios siguientes:

  • Prueba médica o científica, efecto farmacológico, o experimento, conforme a los cuales la sustancia o método, solo o combinado con otras sustancias o métodos, tiene el potencial de mejorar el rendimiento deportivo.
  • Prueba médica o científica, efecto farmacológico o experimento, conforme a los cuales el uso de la sustancia o método plantea un riesgo real o potencial para la salud del deportista.
  • Determinación por parte de la AMA de que el uso de la sustancia o método vulnera el espíritu del deporte descrito en la introducción del Código Mundial Antidopaje.

Una sustancia o método será igualmente incluido en la Lista si la AMA determina que conforme a una prueba médica o científica, efecto farmacológico, o experimento, la sustancia o método tiene el potencial de enmascarar el uso de otras sustancias o métodos prohibidos.

Asimismo, puede haber sustancias que, utilizadas por sí solas, no estén prohibidas, pero que sí lo pueden estar si se utilizan en combinación con otras sustancias concretas. En las sustancias que se añaden a la Lista por la posibilidad de que mejoren el rendimiento sólo o en combinación con otra sustancia se hace constar esta indicación, y sólo se prohíben si existen pruebas sobre los efectos de la combinación de ambas sustancias.

La determinación por parte de la AMA de las sustancias y los métodos prohibidos que se incluirán en la Lista, la clasificación de las sustancias en las categorías de dicha lista y la clasificación de una sustancia como prohibida siempre o solo en competición, es definitiva y no puede ser rebatida por ningún deportista u otra persona basándose en el hecho de que la sustancia o método no sea un agente enmascarante o no tenga el potencial de mejorar el rendimiento.

Cabe mencionar que el uso de cualquier sustancia prohibida por un deportista por razones médicas, es posible a través de una Autorización de Uso Terapéutico (AUT).

Sustancias y Métodos Prohibidos en Todo Momento (en competición y fuera de competición)

En la Lista se incluyen las categorías que están prohibidas siempre, con independencia de si el control se realiza en competición o fuera de competición. Este apartado incluye seis categorías de sustancias y tres categorías de métodos prohibidos.

- Sustancias sin aprobación: Se prohíbe en todo momento toda sustancia farmacológica que no esté incluida en alguna de las secciones siguientes de la lista y que no esté actualmente aprobada por alguna autoridad gubernamental reguladora de la salud para uso terapéutico humano.

- Agentes anabolizantes: hay que destacar, tal y como lo marca la lista que dentro de esta categoría se incluyen:

Esteroides anabolizantes Androgénicos de los que se especifica entre exógenos, sustancias que normalmente el organismo humano NO produce de forma natural, y endógenos, refiriéndose a sustancias que normalmente el organismo humano produce de forma natural.
Otros agentes anabolizantes.

- Hormonas peptídicas, factores de crecimiento, sustancias afines y miméticos: de entre los incluidos en esta sección cabe destacar:

Sólo prohibidos en hombres, la gonadotropina corionica (CG) y hormona luteinizante (LH) y sus factores de liberación.
Beta-2 agonistas: Están prohibidos todos los beta-2 agonistas , de los que se exceptúan de esta prohibición general los siguientes en la vía de administración indicada:
Salbutamol inhalado (cantidad máxima de 1600 microgramos en 24 horas).
Formoterol inhalado (dosis máxima administrada de 54 microgramos en 24 horas).
Salmeterol inhalado administrado de acuerdo con las pautas terapéuticas recomendadas por los fabricantes.
Moduladores de hormonas y del metabolismo.

- Diuréticos y agentes enmascarantes: están prohibidos por regla general todos los diuréticos a excepción de Drospirenona, pamabrom y la administración tópica de dorzolamida y brinzolamida. También está permitida la administración local de felipresina en anestesias dentales.

- Métodos prohibidos:

Manipulación de la sangre y de los componentes sanguíneos.
Manipulación química y física. Están prohibidas las perfusiones intravenosas y/o inyecciones de más de 50 mililitros por intervalo de 6 horas, excepto las recibidas legítimamente en el transcurso de admisiones hospitalarias, procedimientos quirúrgicos o de revisiones clínicas.
Dopaje genético.

Las Sustancias y Métodos Prohibidos Sólo en Competición

Además de las enumeradas anteriormente, la Lista incluye cuatro categorías de sustancias prohibidas sólo en competición y que son las siguientes:

- Estimulantes: Como regla general está prohibidos todos los estimulantes. Sin embargo, cabe hacer mención a determinadas sustancias incluidas en estas categorías, tal y como se recogen en la propia Lista:

Los derivados del imidazol de uso tópico/oftalmológico y los estimulantes incluidos en el programa de seguimiento 2015 que NO se consideran sustancias prohibidas.

La catina solamente está prohibida en competición cuando además su concentración en orina supere los 5 microgramos por mililitro. O cuando detectándose cualquier cantidad de ésta, se detecta junto con un diurético o un agente enmascarante.

La efedrina y metilefedrina están prohibidas solamente en competición cuando además su concentración en orina supere los 10 microgramos por mililitro. O cuando detectándose cualquier cantidad de ésta, se detecta junto con un diurético o un agente enmascarante.

La epinefrina (adrenalina) NO se prohíbe cuando es la administración local, por ejemplo, nasal, oftalmológica, o su administración asociada con agentes anestésicos locales.

La pseudoefedrina solamente está prohibida en competición cuando además su concentración en orina supere los 150 microgramos por mililitro.

La detección en una muestra del deportista, en competición, de cualquier cantidad de catina, efedrina, metilefedrina y pseudoefedrina, en combinación con un diurético o un agente enmascarante, será considerado como un resultado analítico adverso, a menos que el deportista presente una autorización de uso terapéutico aprobada para dicha sustancia, además de aquella concedida para el diurético o el agente enmascarante.

- Narcóticos: Las sustancias prohibidas en esta categoría son: buprenorfina, dextromoramida, diamorfina (heroína), fentanilo y sus derivados, hidromorfona, metadona, morfina, oxicodona, oximorfona, pentazocina y petidina.

­- Cannabinoides: Dentro de esta categoría se incluye: delta9-tetrahidrocannabinol natural (THC), por ejemplo, cannabis, hachís marihuana; o sintético y además los cannabimiméticos, como por ejemplo, «Spice», JWH-018, JWH-073, HU-210.

­- Glucocorticoides: Están prohibidos todos los glucocorticoides cuando se administran por vía oral, intravenosa, intramuscular o rectal.

Las Sustancias Prohibidas Según la Vía de Administración

La Lista incluye una serie de sustancias pertenecientes a distintas categorías cuya utilización está permitida solamente en el caso de que se administre por una vía determinada.

- Beta-2 agonistas: Están prohibidos todos los beta-2 agonistas , de los que se exceptúan de esta prohibición general los siguientes en la vía de administración indicada:

Salbutamol inhalado (cantidad máxima de 1600 microgramos en 24 horas).

Formoterol inhalado (dosis máxima administrada de 54 microgramos en 24 horas).

Salmeterol inhalado administrado de acuerdo con las pautas terapéuticas recomendadas por los fabricantes.

- Diuréticos y agentes enmascarantes: Dentro de esta categoría, está permitida la administración tópica de dorzolamida y brinzolamida y la administración local de felipresina en anestesias dentales.

­- Estimulantes: Dentro de esta categoría (sustancias prohibidas sólo en competición), la epinefrina (adrenalina) que pertenece a la categoría de NO se prohíbe cuando es la administración local, por ejemplo, nasal, oftalmológica, o su administración asociada con agentes anestésicos locales. Los derivados del imidazol de uso tópico/oftalmológico NO se consideran sustancias prohibidas.

­- Glucocorticosteroides: Los glucocorticosteroides están prohibidos en todos los casos cuando se administran por vía oral, intravenosa, intramuscular o rectal.

Las Sustancias Prohibidas por Encima de Determinada Concentración

- Beta-2 agonistas: Están prohibidos todos los beta-2 agonistas , incluyéndose una serie de sustancias que se exceptúan de esta prohibición general y para las que se establece una cantidad máxima:

Salbutamol inhalado: cantidad máxima de 1600 microgramos en 24 horas .
Formoterol inhalado: dosis máxima administrada de 54 microgramos en 24 horas .
Salmeterol inhalado administrado de acuerdo con las pautas terapéuticas recomendadas por los fabricantes.

­ - Estimulantes: Como regla general está prohibidos todos los estimulantes. Sin embargo, cabe hacer mención a determinadas sustancias incluidas en estas categorías, tal y como se recogen en la propia Lista:

La catina solamente está prohibida en competición cuando además su concentración en orina supere los 5 microgramos por mililitro.
La efedrina y metilefedrina están prohibidas solamente en competición cuando además su concentración en orina supere los 10 microgramos por mililitro.
La pseudoefedrina solamente está prohibida en competición cuando además su concentración en orina supere los 150 microgramos por mililitro.

­ - Alcohol (etanol): El alcohol sólo está prohibido en competición en Aeronáutica, Automovilismo, Motociclismo, Motonáutica y Tiro con arco. El valor umbral de infracción es el equivalente a una concentración de alcohol en sangre de 0,10 gramos por litro.

La detección en una muestra del deportista, en competición o fuera de competición según corresponda, de cualquier cantidad de las siguientes sustancias sujetas a niveles umbrales: formoterol, salbutamol, catina, efedrina, metilefedrina y pseudoefedrina, en combinación con un diurético o un agente enmascarante, será considerado como un resultado analítico adverso a menos que el deportista tenga una autorización de uso terapéutico aprobada para dicha sustancia, además de aquella concedida para el diurético o el agente enmascarante.

Por otra parte, para determinadas sustancias (por ejemplo, la morfina y el carboxy tetrahidrocannabinol) existe un umbral de concentración por debajo del cual no se considera positivo un resultado antidopaje. Sin embargo, en la Lista no hay información cuantitativa sobre estas sustancias prohibidas. Esta información aparece en los Documentos Técnicos, que forman parte del Estándar Internacional para Laboratorios y contienen requisitos o criterios en casos técnicos particulares.

Las Sustancias Prohibidas en Determinados Deportes

La Lista incluye el alcohol y los betabloqueantes como sustancias que están prohibidas solamente en determinados deportes.

- Alcohol (etanol): El alcohol sólo está prohibido en competición en Aeronáutica, Automovilismo, Motociclismo, Motonáutica y Tiro con arco. El valor umbral de infracción es el equivalente a una concentración de alcohol en sangre de 0,10 gramos por litro.

­ - Betabloqueantes: están prohibidos solamente en competición en los siguientes deportes: Actividades Subacuáticas, Automovilismo, Billar, Dardos, Esquí/snowboard , Golf, Tiro Olímpico y Tiro con arco. Además, los betabloqueantes están también prohibidos fuera de competición en Tiro Olímpico y Tiro con arco.

Los deportistas pueden presentar enfermedades o situaciones médicas que requieren el uso de medicamentos o métodos incluidos en la Lista de prohibicciones. La normativa nacional e internacional garantiza al deportista un procedimiento que le permite obtener un permiso especial para el uso de dichos medicamentos o métodos siempre que esté justificado por razones médicas y cumpla los requisitos normativos formalmente establecidos. El deportista NO podrá hacer uso de las sustancias o métodos prohibidos hasta disponer de la correspondiente autorización de uso, excepto en las situaciones reguladas por la normativa vigente.

¿Puedo tomar medicamentos si estoy enfermo?

No se puede tomar ningún medicamento de los considerados prohibidos por la Lista de sustancias y métodos prohibidos en el deporte sin disponer de una autorización de uso terapéutico.

Si un deportista padece una enfermedad crónica y necesita tomar una sustancia o utilizar un método prohibido, ha de solicitar una AUT antes de iniciar el tratamiento. Solo en el caso de una situación de urgencia se pueden tomar las sustancias prescritas y pedir posteriormente una autorización de uso terapéutico que se concede con efecto retroactivo.

¿Dónde me informo de cómo solicitar a una AUT?

Contacta con los servicios médicos de tu ONAD para conocer cuáles son los procedimientos que debes seguir para solicitar una Autorización de Uso Terapéutico (AUT).

¿Hay procedimientos para casos de urgencia?

En esta situación, el deportista debe presentar una AUT en los plazos regulados y especificar la situación de “Urgencia”. Debe cumplimentar el formulario de solicitud en el cual es imprescindible especificar la fecha de administración de medicamento y adjuntar los informes médicos que justifiquen la urgencia del mismo.

¿Existen alternativas a medicamentos que contienen sustancias prohibidas?

En muchos casos, existen alternativas a los medicamentos considerados como prohibidos en la Lista. En el caso de tratamientos para asma, se pueden tomar corticoides inhalados como Budesonida que no necesitan AUT. También se pueden utilizar Beta2 adrenérgicos agonistas inhalados que, a dosis terapéuticas, tampoco requieren AUT. Las más habituales son el Salbutamol y el Formoterol.